Abuelita, ¡que dientes más grandes tienes!...

¡¡Para comerte mejor!!. 


¿A quién  no le gusta Caperucita Roja?, esa niña tan ingenua y dulce que va a casa de su abuelita atravesando un bosque.
El cuento original tiene más de 300 años y fue escrito por el francés Charles Perrault aunque la versión  más conocida es de los Hermanos Grimm que incluye un leñador que rescata a la abuelita y a Caperucita de la barriga del lobo (el original no tiene un final tan feliz).

A lo largo de los años se han hecho multitud de versiones cada una con un estilo particular.  A mí personalmente, me gustan las caperucitas clásicas; la niña con caperuza roja, cestita de mimbre y aire infantil, aunque hay caperucitas menos ortodoxas que tienen más de Lolitas que de niñas inocentes. 
 



Aparece en todo tipo de objetos; de papelería, de menaje, muñecas, textiles, marionetas y por supuesto ha inspirado mil y un disfraz. Éste, es de todos los que he visto por la red el que más me ha gustado. Es muy sencillo y sobre todo, económico. Es una opción estupenda para nuestras caperucitas particulares para estos carnavales, que ya se acercan.



El detalle del lobo en fieltro es muy simpático.

Vía


Ya sabeis que el cuento de Caperucita tiene moraleja. Nos advierte del peligro que supone ser demasiado confiado.
No sé si será mi caso o si necesito ser advertida de algún lobo pero lo cierto es que últimamente estoy rodeada de Caperucitas; estoy haciendo un cuadro de Caperucita para Ana. Todavía está en proceso, ya os lo enseñaré cuando esté terminado. Y como en el fondo sigo siendo una niña (ejem), también he querido hacer la versión en broche.





Érase una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la niña la llevaba tan a menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.

... Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y la miel y se puso en camino...



... la niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la abuelita, pero  no tenía miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas...





De repente vió al lobo, que era enorme, delante de ella. 


"¿A dónde vas, niña?", le preguntó el lobo con su voz ronca.
"A casa de mi abuelita", dijo Caperucita.
  


 Como ya sabemos como sigue el cuento, lo dejo aquí y os enseño una foto tejana de la protagonista de hoy.
 

Espero que os guste.
Hasta la próxima, y cuidado con el lobo.


11 comentarios:

  1. ¡Me encanta esa caperucita!!! Las imagenes preciosas con ese toque vintage que tanto me gusta, la niña ideal y el broche... ¡sin comentarios!, me encantan tus trabajos.
    Un besito y hasta muy pronto

    ResponderEliminar
  2. Pero ... ¡¡Qué bonita!!. Es una capercucita 'para comérsela' (De lo dulce y tierna que es). Has hecho una entrada preciosa. He disfrutado mucho con lo que has publicado. ¡¡GRACIAS!! :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Mónica, me alegra un montón lo que me dices.
    Un beso para ti también y seguiremos en contacto

    ResponderEliminar
  4. Hola Lola,
    ¡¡GRACIAS!! a ti. Yo disfruto haciendo las entradas pero más aún cuando veo que os gustan. De eso se trata.
    Espero seguir acertando con las próximas.
    Un beso y seguimos viéndonos por aquí y por Apuntes de colores.

    ResponderEliminar
  5. Ya somos dos " casitas" ; me gusta mucho lo que haces, a partir de ahora estaras en mi lista!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Manuela!!
    que alegría, "tocaya" hehehe.
    Muchas gracias por entrar y comentar, y bienvenida a La Casita Turquesa, ya puedes decir que tienes tres casas. Ya me pasé por la tuya y me ha encantado el álbum para Noa, es una monería, y la agenda con su caja a juego, una preciosidad.
    Un saludo y hasta cuando tú quieras

    ResponderEliminar
  7. Linda la caperucita.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Ceci : )
    por cierto, he encontrado muchas ideas en Cukimuki.

    ResponderEliminar
  9. Me he enamorado de tu blog!! que maravilla.. y esa caperucita... preciosa!!! Super super bonita!!!
    Muchos besitos!!!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Mima!
    Es un subidón leer cosas así. Yo me he enamorado de una de tus fotos, cualquier día, te pido permiso para ponerla aquí ; )

    Besos también para ti

    ResponderEliminar
  11. Qué preciosidad de broche, es monísimo! Para las niñas y no tan niñas ;)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails