Contractura + catarro = {offside} + Banda Sonora del lunes

Vuelvo a estar operativa, después de haber pasado unos días incómodos, por decirlo finamente. Aunque sigo siendo una chica joven, espera que lo pongo en negrita, aunque sigo siendo una chica joven, recuerdo con nostalgia como allá por los '90, practicaba la gimnasia deportiva con pasmosa agilidad; el pino-puente, la rondada, el espagat... hoy en día lo más arriesgado que hago es sacudir el mantel por la ventana y ando con estos achaques. ¿Será verdad eso de que los años no perdonan? Aunque leí, no recuerdo dónde, que la juventud es un estado mental. Será que mi estado mental es de una abuelita.


Aunque  no suelo exagerar, y no puedo decir que estuve esquivando a la muerte, (aunque a vosotros no os puedo engañar, fue horrible) en una escala de malestar de 0 a 10, estuve rozando el 15. Los estornudos y toses, gentileza del catarro, hacían que mi hombro izquierdo y parte de mi espalda quisieran tirarse por la ventana.  El dolor muscular, ni siquiera dejaba que me riera a gusto de mi propia desgracia. Cuando me reía, lloraba, y os juro que no es una incongruencia, es la primera vez en mi vida que he reído y llorado al mismo tiempo.
 Sr. C. más de una vez se arrepintió por hacerme reír llorar.

Para aliviar los síntomas de esta dolencia muscular, me automediqué, of course (yo sé que no me queréis por mi sentido común) gracias a lo cual, mi estómago se puso en pie de guerra y pagó mi atrevimiento con un amago de gastroenteritis. Cómo mola, eh?

Mis inseparables compañeros, fueron; el chándal sobadito (que todas tenemos), los pañuelos de papel (aproximadamente unos 100), el relajante muscular, el ibuprofeno, una cajita de vaselina para mi maltrecha nariz, una mantita eléctrica ergonómica/anatómica que Sr.C. fue corriendo a comprarme y Voltadol gel que me aplicaba religiosamente hasta tres veces al día (con lo poco que le gusta pringarse las manos).


Gracias al catarro, y a la suavidad y tersura de los pañuelos de papel, mi nariz enrojeció y se peló como un lagarto, mi voz se volvió gangosa y la mantita eléctrica que tiene un diseño anatómico muy acertado pero nada favorecedor, me emparentaba directamente con Quasimodo.
Si a eso le sumamos que no pude lavarme el pelo en días, tenemos como resultado a la it girl del momento, y no me estoy refiriendo a Olivia Palermo. Ésta era mi cara, cada vez que me miraba al espejo.

Para que no sufráis más por mí, el catarro desapareció casi por completo; mi nariz ha dejado de gotear como un grifo y vuelve a estar cubierta de piel y la contractura está dando los últimos coletazos, así que vuelvo a la carga empezando la semana con normalidad, es decir, con Banda Sonora. 


Supergrass_ Alright 

 Del álbum I Should Coco, del archiconocido grupo de rock británico. Una canción optimista y alegre,  apropiada para la entrada de hoy y para todos los jóvenes, "físicos"  y "mentales".
"...Somos jóvenes, somos ingenuos..."



 



 
Feliz y sana semana para todos

12 comentarios:

  1. Jajaja. Me alegro de que estés mejor... yo también lo estoy ;-)
    Que tengas una buena semana. Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que también estés mejor, y recuerda: Di no a los estornudos, que son traicioneros. =D

      Besitos

      Eliminar
  2. Que bueno linda que estas mejor!
    besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ely, y por cierto, mi próxima carta es para ti.

      Besos guapa! *-*

      Eliminar
  3. Bueno! y nosotros tomando cocido y orejas mientras tu estabas malita. ¿Ya estas mejor?, espero que si.
    El sabado te esperamos con tarta de choco y nata, ¿que te parece?.

    Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, pero como soy muy sufrida, no os quería preocupar, hehehe, pero por la tarta del sábado, ya puedo tener encima 18 contracturas, que no me la pierdo, y menos mal que "te veo el pelo", ya iba a llamar a la guardia civil =p

      Besitos

      Eliminar
  4. Y luego la exagerada soy yo, no? No lo puedes evitar hija mía, las raíces te salen por los cuatro costados...Gaditana tenías que ser, pisha!
    Ale, gracias a Dios que ya estas mejor...porque vaya tela! Y para las contracturas, pon una físio en tu vida, ni pastillas ni na, un buen crujio a tiempo y como nueva...jeje.
    Besos desde el sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, si de hecho, estoy esperando a que me presenten a una, tengo oído que es bastante buena. A ver si la conozco pronto y me hace precio. ;D
      Muchos besos desde el norte.

      Eliminar
  5. Jajaja por favor, qué manera tan graciosa de contar las penas!!! te estaba imaginando punto por punto y me estaba meando de la risa, siento qué sea a costa de tus males pero pobrecica mía!!!! Pero suenas muy optimista eso me ha gustado mucho. Me alegro que estés mejor y que el sr. C sea tan bueno!!! Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes reír a gusto Virginia, tú que no tienes contractura (ya me las pagarás, ya...).Nah!, para eso estamos aquí, para pasarlo bien. =D

      Gracias por pasarte y sip, Sr.C. es muy bueniño (suspirito y cara de tonta)

      Eliminar
  6. Buenísimo el relato, me he visto tan identificada en esos momentos, jeje. Por suerte este año no he caído, porque la verdad es que, (no se si hasta el punto de saludar a la muerte, jajaja esto a sido lo mejor), se pasa realmente mal.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuídate mucho porque, efectivamente, ¡qué mal se pasa!.

      Besazo para ti!

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails