Dos para la sala 3. Matar a un ruiseñor

Siento repetirme, pero siempre que traigo un clásico se trata de una obra maestra, y hoy no es una excepción. Os presento una cinta basada  en una novela de Harper Lee (ganadora del premio Pullitzer) y nominada a los Oscar en 8 categorías, llevándose la estatuílla al mejor actor principal, guión adaptado y dirección artística.

Título: Matar un ruiseñor. Dirección: Robert Mulligan  País: Estados Unidos. Año: 1962. Género: Drama. Interpretación: Gregory Peck (Atticus Finch), Mary Badham (Scout), Phillip Alford (Jem), Frank Overton (Sheriff Heck Tate), Brock Peters (Tom Robinson), Estelle Evans (Calpurnia)

Sinopsis
La trama se desarrolla en una pequeña ciudad sureña de Estados Unidos, donde una mujer blanca acusa a un hombre negro de haberla violado.

A pesar de que las pruebas de culpabilidad son escasas, debido a su raza el veredicto será con toda probabilidad desfavorable, por lo que ningún abogado quiere hacerse cargo de la defensa, a excepción de Atticus Finch.
La decisión de asumir la defensa, ocasiona diversos problemas con gran parte de sus vecinos, que están definitivamente en contra, aunque logra un mayor respeto y admiración por parte de sus hijos.






Mi opinión
La película está narrada desde el punto de vista de la hija del abogado, Scout, y arroja una visión limpia e inocente, sin prejuicios de ninguna clase sobre lo que sucede a su alrededor. Esto nos permite observar tanto la adoración que siente por su padre, como su incomprensión antes las injusticias que se producen a su alrededor.
Las interpretaciones no decaen en ningún momento, especialmente la de un esforzado Gregory Peck, que borda el papel de padre y abogado honorable que se enfrenta a todo y a todos con tal de que la justicia prevalezca. Sin duda la mejor actuación de su carrera y el papel al que se le asocia en cuanto se escucha su nombre.
La atmósfera en la que se desarrolla la historia está muy lograda y te envuelve a lo largo de toda la película, consiguiendo que durante dos horas vivas casi en primera persona todo lo que ocurre en ese pequeño pueblo.

Es interesante también mencionar, que el argumento trata dos temas realmente importantes, como son la injusticia racial y la pérdida de la inocencia, siempre desde el punto de vista de los niños protagonistas, permitiéndonos una perspectiva sin dobleces (algo poco común en producciones americanas)

En definitiva se trata de un clásico en toda regla, una de mis películas favoritas y que todo el mundo debería ver por lo menos una vez.


¿Cuándo verla?
Cuando queráis. Simple y efectivo. Sólo puedo añadir que en cualquier lista que consultéis por la red de las 100 mejores películas de la historia, estará en un lugar destacado. Que conste que normalmente ese tipo de listas no quieren decir nada, pero en este caso, aciertan, así que repito, cualquier momento será bueno para disfrutar de un clasicazo como este.


Una sección escrita por

 

4 comentarios:

  1. Parece interesante y de esas peliculas que aun no te has dado cuenta ya se esta acabando porque estas completamente inmerso en ella. Me la apunto para la proxima ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia desde luego te hace pensar (lo que a mí me gusta), así que merece la pena.

      Chao.

      Eliminar
  2. Hola vecina, quiero que pases por mi casa, tienes que recoger un premio.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¿Qué??? ¡voy volandoooooo!

      Besos

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails